Los primeros muebles-nevera

Nevera Marin 1

El hielo se ha empleado para conservar alimentos desde la Antigüedad, no será hasta el siglo XVI cuando aparecerán los primeros recipientes domésticos para albergar hielo y alimentos o medicamentos. Aunque habrá que esperar a principios del siglo XIX para ver los primeros armarios-nevera que se fueron perfeccionando hasta mediados de este siglo. En 1913 General Electric vendió, en Chicago, la primera nevera eléctrica. Ambos sistemas de mantener los alimentos fríos convivieron unos años, hasta que a mediados del siglo XX se dejaron de fabricar los armarios-nevera. En España, las neveras eléctricas se compraban por catálogo, lo que suponía un incremento del coste, ya de por sí caro, por lo que no es de extrañar que encontremos armarios-nevera hasta principios de los setenta.

La primera patente que encontramos en España es de 1882 sobre un aparato para refrescar y conservar alimentos y bebidas, pero no sería hasta siete años más tarde que apareció el primer armario-nevera español, de la mano de Luis Thies.

Glaciere 3041.Las primeras neveras eran un mueble mixto constituido por un bufete, trinchante o aparador. Estos armarios-nevera fueron muebles bajos, de forma cuadrangular y con patas esquinadas. Su estructura básica era un caparazón de madera y un recubrimiento de zinc, estaño o uralita, que ayudaba a mantener la temperatura baja en el interior. Como aislante se empleaba el corcho o el serrín que a su vez impedía que se dañara la madera exterior. Estaba dividido en dos compartimentos: el que albergaba los alimentos, constituido por baldas, que se harán móviles a partir de 1940, y que quedaba cerrado por una puerta lateral. Y otro donde se metía la barra de hielo, por lo que en su interior hay un recipiente de zinc o hierro esmaltado que finalizaría en un tubo de cobre, a modo de serpentín, por el cual se desaguaría el agua de la licuación, saliendo por la parte baja de la nevera, donde habría que colocar un recipiente que recogería el agua, posteriormente fue sustituido por una bandeja colectora que habría que vaciar todos los días. A veces este tubo podía rematarse en un grifo y hacia 1920 se colocó un grifo a media altura del depósito, que dispensaría agua fresca.

25022011221A mediados de la década de los cuarenta se simplifica su construcción limitándose a un único espacio de forma  rectangular, aunque más altas que sus predecesoras. Se le van añadiendo bandejas, cajones internos y otras piezas supletorias para colocar los alimentos en el interior. Para estas piezas se empleará una pasta plástica hecha a base de corcho, serrín u otros materiales aislantes. Se crean nuevos sistemas para deshacerse del agua, o bien con depósitos que estarán en los laterales de la nevera, por medio de una doble pared; o bien se recoge por medio de un cajón ubicado en la parte inferior.

En cuanto al exterior, se pasa de la madera vista a pintarlas de blanco y por último al esmaltado al DUCCO, una especie de laca de secado rápido que permite varios colores y que empezó utilizándose en los coches.

Hoy en día estas primitivas neveras podemos encontrarlas en bares, tiendas de ropa o transformadas en domicilios particulares. A mi gusto son unos muebles o neveras, como queráis llamarlos, muy originales. Su precio en el mercado está entre los 300€ y 350€. No son baratos, de acuerdo, pero tampoco son fáciles de encontrar.

Si queréis ampliar la información, os dejo el enlace de un artículo que escribí sobre el tema: “Una aproximación a la historia de la nevera en España”

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Radio Philips 834 AS

Las radios han formado parte de nuestra historia, como medio de comunicación nos informaba de los sucesos que ocurrían lejos de nuestras fronteras, hoy día estos primeros aparatos podemos denominarlos antigüedades. En el presente artículo os traemos el modelo 834 AS de Philips.

Radio TodocoleccionA finales del XIX se vivían años de incertidumbre política que hicieron necesaria la creación de un sistema de comunicaciones que no necesitara cables para transmitir la información, que era el gran inconveniente que tenía el telégrafo. Es difícil atribuir el nacimiento de la radio a una sola persona, en cada país hay personas a las que se les reconoce la paternidad de dicho invento. Heinrich Rudolf Hertz fue el primero en crear las ondas electromagnéticas de manera artificial, las detectó y experimentó con ellas para que pudieran realizarse emisiones y recepciones analizando sus características físicas, de ahí que reciban el nombre de ondas hertzianas.  Basándose en estos estudios se consiguió la telegrafía sin hilos, que permitía la comunicación entre largas distancias, evidentemente su primer uso fue el militar. Pero con el paso del tiempo, esta función militar fue desapareciendo y el mundo civil pudo disfrutar de estos aparatos, convirtiéndose en el difusor de la música, noticias y mensajes, por lo que las poblaciones no estaban aisladas de lo que ocurría más allá de sus fronteras.

La primera transmisión radiofónica no militar se realizó en diciembre de 1906 y no sería hasta los años 20 cuando aparecieran las transmisiones regulares con programas de entretenimiento. Hacia 1937 surgen los sistemas basados en la modulación de frecuencia (FM) que complementaron a la modulación de amplitud (AM), permitiendo minimizar los problemas de interferencias y reducir la estática en los receptores.

Radio The NetherlandsEstos primeros receptores tenían que ser capaces de sintonizar las emisoras y no ser demasiado costosos para que todo el mundo pudiera acceder a ellos. Se creó la radio galena, basada en un cristal semiconductor de sulfuro de plomo (galeno) capaz de captar las señales en la banda de onda media y onda corta. Al no tener alimentación externa su nivel de audio era bajo y oscilaba mucho. Si se quería que la calidad del audio fuera buena y que además pudiera ser audible, había que introducir unos amplificadores. Los primeros experimentos se realizaron en válvulas de vacío o válvula termoiónica que permitía ampliar o modificar la señal eléctrica pero que aumentaba enormemente el tamaño y el peso del aparato. Esto se solucionaría con la creación del transistor que remplazaría al oscilador y a la válvula termoiónica creando ondas electromagnéticas con mejor sonido y a mayores distancias (años 40). En 1928 Philips, Bell, Radiola y Telefunken consiguieron una audición colectiva de radio gracias a la comercialización de sus propias válvulas receptoras, que se conectaban a la red eléctrica.

004 Parte trasera

Trasera

Philips hacía un año que había comenzado en el mundo de las comunicaciones sin hilos (se fundó en 1891) y ya había conseguido comercializar sus aparatos radiofónicos  Cuando la radio dejó de ser un elemento militar y pasó a estar en los hogares de la gente, empezó a tratársela como un elemento decorativo de la casa. Las firmas más importantes realizaron diseños característicos que marcaron su propio estilo, empleando materiales como maderas, resinas tratadas, baquelitas, metal y cristal. Los hubo de diferentes formas: rectangulares, cuadrangulares, mixtilíneos, etc. Surgió una forma inspirada en las latas de jamón denominada de capilla, entre los que se distinguían varias tipologías. La que nos interesa es la llamada de frontal ovoide, cuya principal característica radica en que el mueble está formado por tres piezas unidas: el frontal, el cuerpo del mueble y la base de madera. El conjunto se cierra con una tapa posterior de cartón perforada en la que van recortadas las correspondientes salidas: dos de la antena, la tierra, el fono, y la red, recordemos que incluía el altavoz dentro. Además incorporaban un dispositivo de seguridad contra posibles descargas eléctricas, consistente en que el cable de alimentación no estaba unido directamente al interior del chasis, sino que en su extremo llevaba un conectador que obligaba a desconectar dicho cable de alimentación antes de retirar la tapa protectora posterior. El modelo más representativo de este tipo fue el 834 AS, en sus versiones para corriente alterna (834 A) y alimentación indistinta, se inspiraba en un modelo anterior conocido en Italia como coda di pavone por el diseño de su frontal, que incluye una baquelita sobre el altavoz y el dial que semeja una cola de pavo real. En el frontal de ambos receptores aparecen tan sólo dos botones de mando: el de la izquierda actúa como interruptor y control de volumen y el de a derecha sirve tanto para accionar el condensador variable de sintonía como para el cambio de la gama de ondas: al pulsarlo el receptor funciona en la gama de ondas medias y tirando de él en la gama de ondas largas.

005 Modelo

Detalle del modelo

Philips Ibérica popularizó en nuestro país, sobretodo en la década de los 30, receptores de radiofrecuencia sintonizada, que la marca denominó superinductancia. Incluían cinco válvulas, disponían de entrada de fono, dos tomas de antena y una de tierra; se sintonizaban con un único mando, que sirve como conmutador de ondas deslizante OL/OM; el control del volumen se hace mediante un potenciómetros con interruptor. Este modelo 834 AS comenzó a fabricarse a principios de los años treinta.

En la actualidad este tipo de pieza es muy valorada por los coleccionistas de radios y se pagan precios que oscilan entre los 250€ y los 500€. Recordemos que siempre hay que tener en cuenta el estado de conservación del objeto

Publicado en Electrodomésticos, Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario

CERÁMICA WILHELM SCHILLER & SOHN. VALOR DE MERCADO.

La firma de cerámica Wilhelm Schiller & Sohn fue fundada en 1850 en la ciudad austriaca de Obergrund por Wilhelm Leberecht Schiller. Schiller se había formado en el taller de Johann Eugen Philipp Leyhn en la ciudad sajona de Wermsdorf. Siendo aprendiz del taller conoció a Friedrich Vincent Meinulph Gerbing, con quien formaría la fábrica de porcelana Schiller & Gerbing en 1929. Los comienzos fueron sencillos, trabajaban en un cobertizo que les hacía las veces de taller y estudio. En el exterior tenían el horno para cocer las piezas. Juntos prosiguieron con bastante buena suerte hasta que falleció Gerbing en 1848. Éste le había dejado su mitad del negocio a su mujer Katherine, que se supo mantener en el mercado gracias a su habilidad negociadora. El problema era que su carácter chocaba con el de Wilhelm, por lo que éste decidió disolver la sociedad y continuar por su cuenta.

Así fue cómo dos años después funda Wilhelm Schiller & Sohn, su hijo Eduard se le unió como socio, continuando con la empresa tras la muerte de su padre. Con el inicio de la Primera Guerra Mundial, la fábrica se vio obligada a cerrar porque todos los operarios eran llamados a filas. Una vez finalizada la contienda, no volvió a abrirse.

Realizaron piezas de loza y cerámica esmaltada, es decir mayólica. Las decoraciones predominantes son los motivos vegetales y zoomorfos, encontrando algunas escenas figuradas en parte de sus piezas.

La variedad de firmas que emplearon son:

MARCAS
-Entre 1850 y 1914. Las iniciales “WS&S” se encierran en un recuadro totalmente decorado.

-Entre 1850 y 1914. Las iniciales “WS&S” esta vez sobre un fondo blanco.

-Entre 1850 y 1914. Las iniciales “WS&S” en la base de una pieza gris oscura.

-Entre 1850 y 1914. Las iniciales “WS&S” Bajo el nombre “Lichtenstein”.

Su valor de mercado actual varía entre el estado en el que esté la pieza o qué tipo de pieza sea, no suele ser inferior a los 100€ y tampoco supera los 700€.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

HISTORIA DE LA CUBERTERÍA

Se entiende por cubierto cualquier pieza manual que nos permite servir, cortar, preparar e ingerir alimentos. La cubertería occidental se compone de tenedores, cuchillos y cucharas, para carne, pescado o postres, además de algunas paletas o cucharones que nos permitan echarnos la comida en los platos. La cubertería oriental sustituye los tenedores por palillos.

Desde la Edad Media el uso de la cubertería fue ganando importancia, tal y como vemos reflejado en algunas obras pictóricas de la época. En el siglo XII destacan los artesanos de cubertería que trabajaban para la familia real serbia de la Casa Nemanjíc.

Se sabe que alrededor del siglo XV se comía a cubierto, lo que hacía referencia al mantel que se ponía sobre la mesa para mostrar a los comensales que se había tomado toda precaución contra el envenenamiento, cubriéndolos.

En el siglo XVII los ingleses ya habían desarrollado una industria en torno a la realización de cuberterías cuyo centro se encontraba en Sheffield. Solingen es la marca de cuchillos más conocida de Alemania y durante el modernismo aparece la figura de Jean Puiforcat, diseñador y artista de cuberterías en Francia. En España destacó Albacete como un excelente fabricante de cuchillos.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

LLADRÓ. CERÁMICA “MADE IN SPAIN”

La marca Ladró apareció por primera vez en 1953, sus artífices son los hermanos Lladró: Juan, José y Vicente, que comenzaron a elaborar piezas de cerámica en un horno moruno construido en su casa familiar en Almácera (Valencia). En pocos años se trasladaron a una nave industrial en Tabernes Blanques, donde aún continúan. A finales de los cincuenta la demanda de los productos es tal que precisan de escultores, químicos y decoradores que les ayuden a realizar las piezas, que marcarán  con la Victoria de Samotracia, junto con la leyenda Porcelanas Lladró. Además de abrirán un primer establecimiento en Valencia.

En los 60 añadirán Spain en su logo, iniciándose así su expansión a los mercados internacionales, valiéndole el reconocimiento de los entendidos y a ser una empresa de referencia dentro de la cerámica de lujo.

En los años 70 cambian la manera de marcar las piezas, tomando un logotipo que busca la asociación entre la ciencia y el arte, creando un elemento figurado que nos muestra la unión entre un antiguo símbolo químico y la versión estilizada de un campanillo, una flor frecuente en la comarca donde nacieron los Lladró. Abajo se imprime el apellido de los fundadores. En estos años se afianzan en el mercado norteamericano, lanzan una línea de gres y añaden los jarrones a sus producciones.

A mediados de los 80 se abre en Nueva York el Museo Lladró y nace la Sociedad de Coleccionistas. En los 90 se les otorga el Príncipe de Asturias y abren tiendas en Serrano (Madrid) y Beverly Hills (Los Ángeles). Con la llegada del nuevo milenio Lladró se adentra en el mundo de la decoración con piezas funcionales.

En 2003 la familia Lladró decidió romper la sociedad y las tres ramas, que se dividían el negocio al 33% llegaron un acuerdo para repartirla. A finales de este año se constituyó un nuevo consejo de administración en el que cada uno de los hermanos estaba representado por dos de sus hijos; Juan por Rosa y Ángeles Lladró Sala; José por Mª Carmen y Mª José Lladró Castelló y Vicente por Juan Vicente y David Lladró Roig. En 2007 Juan Lladró y sus hijas Rosa y Mª Ángeles asumen la propiedad de la mayor parte del negocio.

Las piezas de Lladró se caracterizan por la diversidad de sus motivos, desde escenas de la vida cotidiana, hasta animales, a veces imaginarios. En los movimientos y expresiones de cada objeto están presentes los estados de ánimo íntimos de las figuras representadas. Las piezas figurativas se caracterizan por ser esbeltas y delicadas.

Poseen una amplia gama de colores, predominando los pasteles neutros. Las figuras de porcelana se forman en decenas de moldes de escayola, todas estas piezas se unen y se pulen hasta suavizar la superficie. Al final las figuras de porcelana se esmaltan y se cuecen.

Las piezas de Lladró van seriadas y puedes encontrarlas en su página dentro del apartado de Catálogo Histórico, para la firma trabajaron escultores como Julio Fernández, Fulgencio García o Antonio Ramos. Sus precios pueden ir desde 60€ y superar los 2000€ dependiendo de la composición.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

PORCELANA INGLESA O ¿NO?: VICTORIA WARE.

Hace poco hemos peritado una pieza que llamó nuestra atención por lo bien conservado que estaba para tener “previsiblemente” cien años de antigüedad y ser un elemento de uso doméstico. Además encontramos su marca en la base, consistente en un león y un unicornio rampantes sujetando un escudo heráldico, bastante similar al escudo de Gran Bretaña y en un pergamino se leía la marca Victoria Ware, y en la parte de abajo, fuera de la vitela: Ironstone, un sello excesivamente grande, teniendo en cuenta el tamaño que tienen el de otros fabricantes de porcelana.

Ante esta similitud de escudos, dirigimos nuestra línea de investigación hacia guías y catálogos de porcelana inglesa, pero no aparecía en ninguno de ellos. Así que ampliamos nuestro criterio de búsqueda hasta descubrir que estas piezas aparecieron en el mercado chino a finales del siglo XX.

Se caracterizan por imitar a la cerámica tipo imari, a la holandesa y a la galesa; en ellas vemos escenas cotidianas típicas del romanticismo austriaco y alemán, con ciudades antiguas en las que son claramente distinguibles elementos de las ciudades inglesas, sobre todo de Londres. Sobre un fondo blanco se pintan en un tono azul cobalto, muchas veces difuminado. Se ha empleado una técnica similar al vidriado, pero en su mayoría las bases carecen de ese vidriado, los esmaltes empleados llevan plomo, por lo que no pueden usarse para uso doméstico como las piezas a las que imitan, por lo tanto son más objetos de decoración. Llevaban una pegatina fácil de desprender en la que ponía su país de procedencia: China, pero era fácil desprenderse de ella, así que debido a las protestas de los coleccionistas y otras personas relacionadas con el mundo de las Antigüedades, desde 2011 se ha añadido “Made in China” como hemos comprobado en las piezas encontradas en el mercado inglés y norteamericano.

Su valor está entre los 30 y 150 euros dependiendo de su tamaño. Pero hemos de tener mucho cuidado con lo que adquirimos.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

EL CRISTAL Y SU TALLADO.

La talla en el cristal consiste en quitar una parte por medio de una acción abrasiva, es una técnica de trabajo del vidrio en frío. Dependiendo de la cantidad que se quite se puede hablar de grabado o de talla, a veces la diferencia es muy sutil.

La talla es la forma más antigua de decoración del cristal, se cree que tiene sus orígenes en el Mediterráneo oriental, se ha documentado que los egipcios tallaban a mano desde el siglo VIII a.C. Lo que se hacía era soplar el vidrio en moldes con relieves de diferentes formas. Desde el siglo I d.C. el vidrio se extendió por todo el Imperio romano, los romanos tallaban con la técnica de punta de diamante o con una pequeña muela, que giraba rápidamente por medio de un pedal y con el que se lograban estrías y facetas. El cristal de sosa romano, al tener cierto grosor permitía horadar en él sencillos dibujos, ya que su fragilidad era un inconveniente. La tercera técnica que llevaron a cabo era la de camafeo, heredada de la glíptica, es decir, del grabado piedras finas. Se partía de un vidrio base, de color oscuro que se cubría con una capa de vidrio blanco, que se tallaba por medio de buriles y limas. Con el desbastado de la capa superior se conseguían transparencias  y diferentes tonalidades sobre el color, acentuándose el relieve por medio de los efectos de sombreado.

En la Edad Media se continuó fabricando vidrio tallado, aunque en menor medida y siempre siguiendo las técnicas romanas. Tendremos que esperar hasta el siglo XV para que aparezca una nueva técnica, será en Venecia y recibirá el nombre de cristallo. Estamos ante un vidrio delgado y quebradizo, que no puede tallarse en la rueda de cobre, por lo tanto se tendrán que usar puntas de diamante de diferentes grosores y formas.

En el resto de Europa destaca la zona alemana, donde en el siglo XVI ya habían aprendido la técnica veneciana. Se cambió el fundente de sódico por el potásico, lo que le daba a las piezas unas tonalidades marrones, amarillas o verdes, pero se obtenía un vidrio más duro y resistente perfecto para tallar en él. Lo que se hacía era tallar en altorrelieve para que resaltara sobre la superficie. Esta técnica se había realizado hasta entonces en el cristal de roca. Será en Bohemia, donde se invente el grabado al acido, que producía vidrios de fondo mate con dibujos en claro. En el siglo XVIII se empieza a tallar en relieve en Bohemia, para llevarlo a cabo hace falta una pasta de vidrio de muy buena calidad para que la rueda de cobre pudiera penetrar profundamente en el vidrio

En Inglaterra destaca la figura de George Ravenscroft, que añadió el plomo a la mezcla de sílice pulverizada y potasa con manganeso de fundente. El cambio de fundente se debe a que la madera había sido sustituida por el carbón como combustible. El cristal de plomo era más grueso, pesado y brillante pero con cuerpo blando, lo que permitía que se realizaran tallas más profundas y elaboradas. Se usaron otro tipo de tornos, que dejaban una pieza más brillante, prismática y que reflejaba perfectamente la luz. En 1777 el Parlamento inglés aprobó una serie de impuestos que afectaban al peso del vidrio, con lo que la talla se limitó a los tallos y las bases, haciéndose piezas más ligeras. Muchas fábricas inglesas trasladaron sus fábricas a Irlanda, con lo que evitaban pagar estos impuestos, esto duró hasta 1825, cuando se grabaron impuestos por el peso del cristal irlandés.

A mediados del siglo XIX, los fabricantes de Bohemia empezaron a mezclar el color con la talla, lo que hacían era poner más capas de cristal y luego se hacía una talla más profunda que resaltaba los dibujos de color. Con todo esto el cristal tallado seguía siendo un artículo de lujo que pocos podían permitirse.

En 1820 se fabricó en Estados Unidos una máquina que producía cristal “prensado” que permitía hacer formas y modelos de cristal tallado abaratando los costes. El proceso consistía en verter el cristal fundido sobre un molde en relieve de tamaño completo, que se “prensaba” hasta que tomaba la forma gracias a un pistón tubular que se apretaba sobre el cristal para crear un interior suave y un exterior en relieve. El resultado era un cristal ligero que podía producirse en serie. En 1830 se produjo un cristal de “encaje”, con un fondo puntillado que ocultaba los defectos y marcas que pudiera tener el vidrio. En 1830 ya se realizaban en Inglaterra piezas de cristal prensado, claro y de color.

Hacia finales del XIX, la industria estadounidense  produjo piezas decorativas de tallado profundo y muy pulidas que recibió el nombre de “Brillante” y que abarcó de 1876 a 1914.

El tallado de vidrio tiene dos métodos:

  • DIRECTOS- Punta de diamante, sobre vidrio a la rueda o muela y por abrasión mecánica mediante chorro de arena.
  • INDIRECTOS O MORDIENTES- Ácido Fluorhídrico.

Hagamos un breve repaso por los diferentes tipos de cristal tallado que podemos encontrar:

  • Punta de Diamante– es la técnica más directa y sencilla, que permite unaincisión manual en el pieza de vidrio. Está compuesta por incisiones de líneas, marcas y puntos, realizados con puntas de diferentes formas. El diamante es el material más duro existente. Esta técnica fue usada por los tallistas de piedras preciosas de Oriente, se conoce el diamante en Asia desde el año 3.000 a.C. Los romanos empleaban el pedernal para tallar el vidrio. A partir del siglo XVI esta técnica comienza a extenderse gracias a los venecianos. A España, más concretamente a Cataluña, llegará a mediados de este siglo y a Inglaterra llegará de la mano de Vercelini. Esta técnica se fue amoldando a los diferentes tipos de cristal del momento. El claro-oscuro se obtiene dejando menos densas las partes sombreadas, por lo tanto se habrá más acumulación de puntos en las luces y fondo de la pieza grabada. La punta de diamante permite grabar el vidrio de forma precisa, por medio de las herramientas adecuadas se realiza una incisión en el vidrio, que actúa directamente sobre la superficie, que se va desbastando; por lo tanto sólo puede aplicarse en vidrios de cierto espesor. Los diamantes empleados, son aquellos desechados por los joyeros por ser imposible su talla, no hay un fragmento de diamante igual a otro, por lo que cada tallista deberá conservar el suyo. Hoy día se sustituye la punta de diamante por un bloque de acero al tungsteno que permite mayor diversidad de trazados.
  • A la rueda o muela– es la técnica tradicional más antigua y apreciada, se realiza sometiendo la pieza a la acción rotatoria y abrasiva de ruedas y muelas de distintos tamaños y perfiles, que producen incisiones o cortes sobre el vidrio con una profundidad variable y con formas curvas o rectas según quiera el tallador. Se trabaja directamente sobre el cristal, sin protección de papel, barniz o plantilla. Los romanos utilizaban esta técnica y era necesario que giraran la rueda manualmente. Con los años, los talleres se construyeron cerca de los ríos, de los que aprovechaban la fuerza del agua para que moviera la rueda. Para facilitar la incisión sobre el vidrio, a menudo se introducía entre la pieza y la rueda, una mezcla de agua con polvo. El roce del vidrio con la rueda produce unas incisiones opacas que contrastan con la transparencia del resto de la pieza. Las ruedas o muelas se tornean con punta de diamante para lograr distintos perfiles en los filos, con lo que se obtienen efectos diferentes en el vidrio. Esta técnica proviene del arte lapidario, se empleó en piedras y también en cristal de roca, como se ha dicho anteriormente, los vidrieros egipcios la emplearon. Durante el Imperio Romano, la rueda era de cobre, se alimentaba con arena, para dar a la pieza un efecto de bajorrelieve. El arte de tallar el cristal de roca tuvo su gran apogeo durante el Renacimiento, desde el norte de Italia se desplazará al resto de Europa. En el XVII alcanza su máximo esplendor en la corte de Rodolfo II, en Bohemia, gracias a Gaspar Lehmann. El cristal de Bohemia era adecuado para tallar con la rueda de cobre, que penetraba profundamente en el vidrio. Este tipo de técnica necesitaba de cierto instrumental como un arco y una rueda de cobre, que se cebaba con arena y agua, se movía por medio de correas accionadas por el pie a través de un pedal. Actualmente se emplean diversos equipos, entre los que destacan dos tipos de rueda: una que no lleva ningún elemento abrasivo, hecha de cobre; y la otra que o bien está hecha con elementos abrasivos o los lleva incorporados en la superficie, recibe el nombre de muela. Los abrasivos de las ruedas sintéticas son el óxido de aluminio o corindón y el carburo de silicio o carborundum. También encontramos muelas de diamante, no son enteramente de este material, sino que llevan el diamante natural en polvo,  o son de diamante artificial, aunque son caras, son muy duraderas y precisas y se emplean para detalles. 
  • Otra herramienta será el motor eléctrico, acciona a un eje sobre el que se pueden adaptar distintos tipos de ruedas con diferentes diámetros. Al rozar con los discos giratorios el vidrio se desgasta más rápidamente, quedando mate, luego se usan granulometrías cada vez más finas, lo que le da un aspecto más traslúcido y satinado. Esta superficie se puede pulir para darle un toque más brillante y transparente a la pieza. Continuará siendo imprescindible el agua para evitar que se recaliente. Las muelas reciben el nombre de fresas, y tienen formas muy diversas: abeto, esférica, de sierra,… Esta variedad permite modificar y provocar diferentes efectos sobre el vidrio. Las fresas pueden ser de carborundum y de acero adiamantadas.
  • Por abrasión mecánica por chorro de arena– consiste en la realización de incisiones mediante el lanzamiento a gran velocidad de un chorro de partículas de arena o bien de otro material con gran dureza, arrastrados por una corriente de aire continuo; fue introducido por Tilghman en E.E.U.U en el año 1871. En la actualidad no se usa la arena, por lo tóxico que es inhalar el polvo de sílice, así que los abrasivos que más se emplean son: la alúmina, el carburo de silíceo, el corindón electro-fundido, circón y la mullita electro fundida. Este sistema mecánico le quita todo el pulido al brillo, volviéndole mate, es decir que tendremos una pieza de vidrio de tacto áspero y opaco, que recibe el nombre de vidrio esmerilado. Para obtener el dibujo por este procedimiento, se protege la superficie del vidrio que no debe de desgastarse mediante una plantilla protectora (metal, goma, plástico o papel) y se van recortando las partes por donde se empleará la arena
  • Mordientes Ácidos– la característica general de las piezas talladas por este sistema, es que el vidrio pierde transparencia y el mateado tiende a ser blanquecino. Su aplicación práctica empieza a principios del siglo XVIII, aunque fue descubierto por Henry Schwanhard a principios del XVII en Bohemia. El hallazgo no interesó hasta que el químico sueco Charles William Sheele, en 1771, confirmó que el ácido fluorhídrico era el único que atacaba el vidrio con rapidez, rebajándolo de grosor, pero conservando la transparencia y brillantez que poseía la pieza. Para obtener superficies mates en las piezas se emplea una solución de fluoruros ácidos o bien se mezcla el fluoruro con el ácido sulfúrico.

Todas estas técnicas de cristal tallado se pueden juntar con el denominado cristal doblado, que consiste en hacer una primera pieza de cristal transparente y cubrirla después con una capa de cristal de color, que después se graba y talla dejando al descubierto la primera capa transparente.

Ya hemos visto los métodos en que se puede tallar el cristal, veamos qué tipo de decoración permite esta técnica:

  • Diamante superficial– este tipo de talla es típica de las botellas de licor. Se introdujo aproximadamente en 1750 cuando se usó en copas de vino. Su apogeo es en los años del cristal georgiano (1770-90).
  • Aflautado y a rodajas– la combinación del tallado en rodajas horizontales que forman anillos alrededor del cuello y el tallado aflautado vertical se introdujo por primera vez a finales del siglo XVIII. Encontramos la modalidad de rodajas en que el cristal se separa para formar anillos de circunvalación, también en los tallos facetados (1790-1810).
  • Aconchados y abanicosel tallado aconchado es típico del cristal irlandés desde 1790, lo vemos en los cuencos en forma de canoa, quedando como un cortinaje, mientras que el tallado en abanico tiene la forma de un abanico abierto.
  • Diamante en fresa– se caracteriza por diminutos claveteados de superficie entrelazados a modo de fresas. Se introdujo en la década de los veinte del siglo XIX, tras el desarrollo de un torno más pequeño.
  • Escalonado y en rodajas-introducido en 1820, este tallado fue una técnica difícil de perfeccionar ya que cualquier defecto que se produjera en el cristal podía provocar la rotura de la pieza. Podía verse en el cuello de los frascos, pero era más normal que decorara la base de la pieza.
  • Aflautado y lente– decoración usada durante todo el siglo XIX, fue una técnica útil que otorgaba a las piezas un carácter elegante. Las entalladuras en lente cóncava o de pulgar producían efectos ópticos y se usaron para piezas ornamentales grandes.
  • Pilar– técnica rara y difícil introducida en la década de 1820. Se la llama así porque la decoración se talla en vertical.
  • Brillante– según el experto en vidrio tallado, John C. Roesel, el estilo conocido como “cristal tallado brillante” fue producido por primera vez para su uso generalizado al final del siglo XVI en Praga. Su popularidad le dio a luz a empresas como Baccarat, fundada en Francia en 1765 y famosa por sus elegantes diseños en vidrio claro y coloreado, y Waterford en Irlanda, fundada en 1783 y famosa por su cristal tallado brillante. En EE.UU. se introdujo sobre todo en los Estados del Medio Oeste y fue muy popular entre 1876 y 1914.
Publicado en Cristal, Historia, Sin categoría | Etiquetado | Deja un comentario