Relojes Bracket

02008_REL02_InglesBracket lacado cerralbo

Bracket Lacado. Mº Cerralbo.

Los relojes bracket tienen su origen en la Inglaterra del siglo XVII, concebidos en un principio para ser colocados sobre una ménsula independiente, ésta se fabricaba al mismo tiempo y la decoración era la misma que la del reloj para que formaran un conjunto. No tardó en desaparecer la base en detrimento de mesas o chimeneas. Los relojeros más prestigiosos de Inglaterra colaboraron activamente con grandes ebanistas que se encargaban de la fabricación del mueble y enriquecían la caja con elegantes adornos, incluso hay algunos modelos lacados, para lo que contaron con la maestría de los artesanos chinos.

La esfera en numerosas ocasiones se mandaba hacer a orfebres que tallaban minuciosamente las cifras, grababan en la planta frontal y en la platina e incorporaban el dial plateado sobre una planta dorada. Los relojes más característicos llevan las cifras negras sobre fondo plateado.

Lote_350 John Taylor

John Taylor. Alcalá Subastas.

De todos es conocida la exactitud de los relojes ingleses, por lo que no es de extrañar que la mayoría de los nombres de relojeros que se documentan posean esta nacionalidad; se han encontrado ejemplares firmados por John Ellicott, Thomas Wright o Eardley Norton. Otros nombres destacados fueron Johannes Fromantel, cuyos modelos llevaban una sola aguja, Edward East y Joseph Knibb, éste último destacó por la utilización del carillón.

En las casas reales europeas se conservan también piezas muy interesantes de James Smith, Joss Smith, John Taylor, Spencer & Perkins, Mard Storr o Jiggs & Evans. Los relojes de los maestros Graham y Tompion son los más apreciados y valorados.

Destacaremos tres relojeros españoles que viajaron a Londres a aprender de los maestros ingleses: Tomás Lozano, Antonio Molina y Cayetano Sánchez.

427-Reloj-Bracket-inglés-S.-XVIII-esfera-firmada-por-Thomas-Lozano-Londres-00

Tomás Lozano. Ansorena.

En un primer momento tienen un formato rectangular pero poco después se prefiere la caja cuadrada a la que añaden un frontis triangular o dos columnas salomónicas laterales, también se incorpora la cúpula de cesto con un asa, algunos relojes llevan dos asas laterales. En la década de 1670 es frecuente el uso del ébano, el olivo y nogal, carecían de decoración, por lo que en su mayoría eran negros, y en alguna ocasión se utilizaba la marquetería con madera de árboles frutales. Entre los años 1675 y 1680 se añade el latón dorado pero aún es más frecuente el mueble sin decoración. La cestería  de latón dorado moldeado o repujado se utiliza alrededor de  1685. En 1710 la decoración se extiende y se pone de moda el doble remate de cestería. La esfera de arco se comenzó a fabricar en 1715. En los años 1720 gracias al comercio internacional tan activo que mantenía Inglaterra se facilitó la importación de caoba. Las mejores cajas de caoba son las realizadas entre los años 1765 y 1785. También la utilización de carey (sólo o con incrustaciones de latón o bronce) enriquecía el acabado. A finales del siglo XVIII vuelven a verse los modelos rectangulares y su tamaño aumenta con la incorporación de figuras autómatas, sintonías musicales, órganos de flautas de zinc, etc.

En el siglo XIX se emplearon las porcelanas o esferas lacadas en blanco. Hacia 1880 la relojería inglesa es relevada por la alemana, que fabrican los bracket y que se los venden a los ingleses. Estos relojes son idénticos a sus predecesores y sólo un experto podría diferenciarlos. Constan de una capilla con techumbre curva, la esfera clásica de bronce, molduras de esquina y copete, el disco de horas plateado y la numeración en negro. Los bracket ingleses mantuvieron el caracol durante más de dos siglos.

Franz HermleEntre las firmas de maquinaria alemanas destacaremos la creada en 1922 por Franz Hermle en Gosheim (Wuerttemberg). A pesar de que la economía mundial caía, la empresa prosperó y a principios de los años treinta se convirtió en líder de la fabricación de mecanismos de calidad. Al igual que otros muchos relojeros, Franz les enseñó el oficio a sus hijos y fundó Franz Hermle y Soho (FHS) en la que además de realizar la maquinaria de los relojes, también se dedicaron a crear relojes y sus accesorios.

En el mercado de las Antigüedades estas piezas se venden tanto como muebles auxiliares, como relojes. Los más valorados son los realizados en el siglo XVIII llegando a subir su precio hasta los 10.000€ si están lacados. Las del XIX no llegan a los 1.000€ en la mayoría de las ocasiones y los del XX, a no ser que sean una pieza excepcional o rara, no llegaran a superar los 200€.

Anuncios

Acerca de peritoantiques

En Perito Antiques nos gusta tratar las Antigüedades con el respeto que se merecen, como parte de nuestra Historia.
Esta entrada fue publicada en Relojes, Valor de Mercado y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s